¿Sabes como cuidar *una Piel Sensible?*

¿Nunca os habéis preguntado que habéis hecho vosotras para estar día sí, día también con las mejillas más rojas que Heidi?. La respuesta a esta pregunta es que probablemente tengáis la piel sensible o reactiva a ciertos elementos, pudiendo desencadenar estados patológicos como la cuperosis o la futura rosácea.

¿Qué signos nos indican que nuestra piel padece algún tipo de sensibilidad?

Pues bien, una piel puede reaccionar a muchos elementos externos con los que convivimos día a día: desde los cambios de temperatura, el estrés, la contaminación, malos hábitos alimenticios, ciertos medicamentos o determinados componentes cosméticos. Cuando nuestra piel reacciona inmediatamente al estar expuesta a alguno de estos elementos, consideramos que tenemos una piel sensible o reactiva.
La diferencia entre una piel sensible o reactiva con una piel alérgica, es que en el segundo caso hay una respuesta inmunitaria.
En muchas ocasiones, se asocia la piel sensible con aquellas personas de piel clara, seca y fina, y no siempre es así, pues en determinadas ocasiones, las pieles grasas o mixtas que parecen ser “más fuertes”, también resultan sensibilizadas después de determinados tratamientos medico-estéticos o, simplemente, tras una época de descuidado trato.¿Cómo cuidar a diario una piel sensible?

Empezando por la alimentación y evitando todos aquellos alimentos que puedan empeorar el estado de nuestra piel: alimentos grasos y procesados, azúcares, picante, bebidas excitantes como café, té o alcohol, entre otros.
La ingesta de agua es esencial para mantener los niveles hídricos corporales y para que todas nuestras células tenga la cantidad de agua suficiente para cumplir sus funciones.
Además de hidratarnos por dentro, también debemos hacerlo por fuera para que la barrera cutánea esté reforzada y nuestra piel se encuentre protegida frente a los factores externos.
A la hora de escoger un cosmético para este tipo de piel, es importante evitar aquellos productos que contengan perfumes o conservantes y decantarnos por las gamas específicas para piel sensible que refuerzan nuestro capilares con activos antiinflamatorios y que nos aporten esa calma que necesitamos.
Otro refuerzo que podemos añadir en nuestra rutina diaria para mejorar el estado de nuestra piel es la nutricosmética específica para las pieles sensibles, que nos ayudará de manera interna a mejorar el estado de los capilares y de la matriz dérmica.

Hoy quiero proponeros una rutina de cuidado diario para las pieles más sensibles:
1. LIMPIAR:

– Noche: Oskia Perfect Cleanser: He escogido esta limpiadora oleosa para aquellas pieles maquilladas que, llegada la noche, necesitan limpiarse en profundidad sin resecar ni dañar la superficie cutánea. Gracias a su afinidad con las bases oleosas es la aliada perfecta para retirar todos los productos grasos de nuestra piel y limpiarla con un sólo gesto. Además, por su composición, ayuda a restaurar la barrera cutánea, purifica y deja la piel una sensación de confort.
Las pieles sensibles tienen mala relación con el agua, pero para mi gusto, es preferible retirar con un suave masaje y un aclarado toda la suciedad, que no frotar con algodones y agua micelar hasta producir eritema.
– Mañana: Agua Micelar Sensibio de Bioderma: Con la ayuda de un algodón, retiramos toda la suciedad producida durante la noche para aplicar nuestra rutina de cuidado matutina. No es necesaria la aplicación un producto a mayores ya que no hay excesiva suciedad en nuestra piel, a diferencia del día.

2. TONIFICAR

– Noche: Tónico Spray Calmante con Arándanos y Betaglucanos Rego Lodos: Con aplicador en spray, podemos aplicarlo directamente para una sensación de calma y frescor inmediatos, o bien con la ayuda de un algodón, para retirar los restos de maquillaje e impurezas.

3. HIDRATAR EN PROFUNDIDAD Y CALMAR
Leti SR Sérum: Para un efecto de calma inmediato, ayuda a reducir las rojeces y a reparar la piel desde las capas más profundas.
Sensibio Tolerance + de Bioderma: Un cuidado creado con el sistema Neurocontrol®, ayuda a reducir la hipersensibilidad de la piel, aumentando la hdratación a la vez que reduce la sensación de tirantez e incomodidad. Puede aplicarse de día o de noche, en función de la necesidad de la piel.

4. PROTEGER (DÍA):
– Día: Intral Escudo Antipolución SPF 50 de Darphin: Este velo protector ambiental, ha sido creado para las pieles más sensibles, pudiendo aplicarse incluso en el contorno de ojos, gracias a su formulación con filtros UVA y UVB minerales. Se funde perfectamente con la piel, pudiendo aplicarse maquillaje a continuación, actuando como escudo para evitar los daños causados por los factores externos diarios.

5. PREVENIR:
Leti SR Cápsulas: Un complemento diario que nos ayuda a fortalecer los capilares y mejorar la matriz de soporte de los mismos gracias al aceite de borraja, las vitaminas B3, C y E, el colágeno y el ruscus. Se recomienda tomar 2 cápsulas diarias combinado con el tratamiento topico.

Y vosotras, ¿tenéis algún producto especial para calmar vuestra piel?

Silvia Edrosa

Dermoconsejera Farmacia Rego Lodos

Etiquetas del articulo :
Noticias relacionadas

2 Discussion to this post

  1. V. dice:

    Hola, me ha gustado mucho este post. Una pregunta, ¿Oskia Perfect Cleanser estaría indicado para todo tipo de piel? ¿Es no comedogénico? Un saludo!

    • Tamar Troncoso Rego dice:

      Hola!, Muchas gracias por escribirnos. Este limpiador es para todo tipo de pieles, es no comedogénicos y sin parabenos. Un beso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp WhatsApp