¿Cómo influyen los niveles de vitamina D en nuestras Defensas?

Para poder contestar a esta pregunta lo primero que debemos saber es qué es la Vitamina D.

La vitamina D, al igual que el resto de vitaminas, es una molécula indispensable para el correcto funcionamiento de los procesos vitales.

Tradicionalmente se ha relacionado el déficit de Vitamina D con problemas de raquitismo, problemas óseos y musculares(seguro que has escuchado infinidad de veces que la vitamina D es buena para crecer y para absorber bien el calcio y otros minerales importantes para los huesos).

Sin embargo a día de hoy se sabe que esta Vitamina D actúa a muchos niveles y sistemas de nuestro cuerpo, entre ellos en el sistema inmune(que no es más que el conjunto de órganos, células y procesos biológicos que nos defienden frente a los diferentes “bichos” que se pueden colar en nuestro organismo).

La vitamina D actúa como moduladora de ese sistema inmune, es decir, va a influir en nuestras defensas.

El siguiente punto a tener en cuenta es cómo obtenemos nosotros la vitamina D, cuáles son sus fuentes.

La primera de ellas y la más importante es la síntesis endógena (la que sintetiza nuestro propio cuerpo), que se lleva a cabo a través de la piel y gracias a la incidencia de la luz solar (la latitud de la zona en la que vivimos, la edad y el fototipo de piel influyen en esta síntesis).

También podemos obtener vitamina D a través de los alimentos(pescados grasos como el atún, salmón o caballa; aguacate; yema del huevo, etc.), alimentos suplementados o enriquecidos(yogures, leches..)o a través de la suplementación.

La vitamina D es una de las vitaminas en las que hay más carencia en España

Como hemos comentado con anterioridad, actúa como inmunomodulador del sistema inmune, es decir, va a hacer que las células que nos defienden frente a los diferentes virus, hongos, bacterias… estén preparadas y en suficiente cantidad para combatirlos.

Dicho de otro modo pero que hace todo esto más fácil de entender, la vitamina D participa en diferentes procesos que tienen como finalidad prepara a nuestras defensas para la guerra. Por ello es importante que mantengamos los niveles de vitamina D en el rango adecuado.

Para saber si nuestros niveles de vitamina D son los adecuados lo ideal es hacer una analítica

Sin embargo y pese a que es una vitamina liposoluble(esto quiere decir que tiene afinidad por la grasa, lo que implica que si se toma en exceso esta vitamina no se va a eliminar por la orina sino que se acumulará en la grasa), es una vitamina bastante “segura” si hablamos de suplementación, es decir, teniendo en cuenta las presentaciones habituales que hay de vitamina D, habría que ingerir muchísima vitamina D para tener una hipervitaminosis.

De todos modos y pese a que suele haber déficit, como siempre comento en todos mis post, es muy importante hablar con un profesional de la salud antes de comenzar con cualquier tipo de suplementación.

Haciendo referencia al título del post, cada vez hay más estudios que evidencian que los niveles de vitamina D influyen (y mucho), a la hora de tener una respuesta adecuada frente a los patógenos, sobre todo cuando hablamos de infecciones respiratorias, de ahí la importancia de mantener unos niveles adecuados, sobre todo sabiendo de antemano que la zona en la que vivimos es deficiente(de forma generalizada)en esta vitamina.

Probablemente hayas visto en alguna noticia la influencia del déficit de vitamina D con la peor evolución de la COVID. Bien, permíteme que hasta que no haya estudios claros y concluyentes de esta asociación, sea un poco escéptica a la hora de sacar conclusiones pero lo que sí nos dejan claro estos análisis es que existe un déficit generalizado, es ahí a donde quiero llegar, a que reflexionemos sobre esta idea.

Si llegados a este punto sabes que tienes un déficit (bien debido a una analítica reciente, o a una pauta puesta por un profesional sanitario) o quieres suplementar para mantener los niveles adecuados de vitamina D, debemos hablar de dosis, unas dosis que nos permitan obtener niveles adecuados de vitamina D de forma eficiente y segura (recordemos que es una vitamina liposoluble que si se toma en exceso se acumula, no se elimina por la orina).

A grandes rasgos (y recordando nuevamente que cada pauta debe ser individualizada y personal).

  • Unas dosis que podrían resultar adecuadas para los adultos (a partir de los 12 años) suelen moverse entre 2000UI (50mcg) y 4000UI (100mcg), la elección entre ese rango dependerá de la edad, la época del año, o de si lo que queremos es prevenir (por ejemplo si queremos fortalecer el sistema inmune) o hay ya una patología(por ejemplo si ya hay un problema de osteoporosis instaurado).
  • Las dosis en niños(hasta los 12 años) suelen rondar las 1000UI (25mcg).
  • Bebés, embarazo y lactancia siempre bajo prescripción médica.
  • Igualmente aquellos pacientes con una insuficiencia hepática o renal (es decir, pacientes con problemas en hígado y/o riñón); pacientes con anticoagulantes orales(el famoso Sintrom)o digoxina igual, siempre bajo prescripción médica.

De todos modos, como ya he indicado varias veces, esto es a modo generalizado, cada paciente es un mundo y debe tratarse como tal de forma individualizada.

Te dejo aquí los enlaces de algunas de las vitaminas D que tenemos disponibles, tanto en cápsulas como en gotas:

 

Conclusión:

La vitamina D es muy importante para nuestro organismo, tanto para la formación de huesos y a nivel muscular como para muchas otras funciones, entre ellas, la de modular el sistema inmune.

Por ello es importante mantener unos niveles adecuados de esta vitamina.

Si estás pensando en suplementar con vitamina D y tienes cualquier duda al respecto no dudes en ponerte en contacto con [email protected], estaremos [email protected] de ayudarte con todas y cada una de ellas.

2 Comments

  1. Buenos días estoy interesada en tomar vit, pero estoy perdida en cual tomar? Cual sería la mejor opción? Que dosis tomar en las cápsulas?
    Un saludo
    Leo.

    • Hola Leo! Como pudiste leer en el post hay muchas dosis y muchas presentaciones diferentes. Lo ideal sería que tuviésemos una analítica para ver si hay deficiencia y cómo de acusada es esta 🙂 Si lo que quieres es tomarla para prevenir un posible déficit yo te aconsejo que empieces por las gotas, simplemente por el hecho de que puedes modular mejor la dosis adaptándola a los diferentes cambios.
      Te dejo el enlace de una de las opciones que más me gustan: https://regolodos.com/vitamina-d3-rego-lodos.html
      En el caso de los adultos la dosis sería de 5 gotas al día(hasta un máximo de 10 gotas al día), directamente o con alimentos(pan, leche, yogur…)y preferentemente durante las comidas.
      Al ser en gotas puedes empezar con 5 al día y si en un futuro próximo te haces una analítica y vemos que la deficiencia es mayor, podremos subir un poquito la dosis.
      Un saludo!

      Mara. Farmacéutica Adjunta de la Farmacia Rego Lodos.

Deja un comentario

Menú
WhatsApp WhatsApp