Método Curly, ¿Hay que ser estrictos?

Hace ya meses que escribía mi primer post sobre el método curly, aprovechando que yo misma llevaba ya un año de transformación dejando los alisados y dejando mis rizos brotar y ser ellos mismos.
En algunas ocasiones tengo la tentación de alisarme el pelo y volver a sentir esa sensación de tener el pelo controlado, de suavidad y de estar peinada siempre. Y esto me ha llevado a preguntarme,

¿Hay que ser tan estricta con el método Curly Girl?

Pues como buena gallega, depende. ¿De qué? Te lo explico.
En tu rutina habitual diaria y en tu casa, sí te recomiendo que seas estricta con los productos que utilizas.
Esto es como la rutina facial, si quieres ocuparte de las manchas, hay que ser constante todo el invierno, aún cuando están escondidas.
Con el cuidado del cabello es lo mismo, si lo que buscas es una rutina capilar que trate el cabello ondulado o rizado de una manera óptima, buscando el equilibrio entre hidratación, nutrición y proteínas y sacarle el máximo partido a tu pelo, el Método Curly es para ti.
Pero por otro lado, te diré que no hay que ser estricta si esto te supone un estrés, demasiados pasos que ocupan tiempo que no tienes, o incluso decir que no a algún plan porque no tienes los rizos bien.
Esto puede sonar exagerado, pero sólo las que tenemos el cabello así sabemos de qué hablo. No te recomiendo caer en bucles de vídeos, comprando mil productos o siendo estricta con horarios.
En resumen, te recomiendo el Método Curly desde el autocuidado y el amor propio (y por tu pelo tal y como es).

Resumen pasos básicos Método Curly

Si te he convencido, te dejo un resumen de lo que serían para mi los pasos básicos, sin volverte loca para ser constante con el Método.
1- Limpieza:

Te recomiendo tener dos champús, uno con sulfatos y otro sin.

El champú sin sulfatos será tu champú de uso diario o habitual y el champú con sulfatos lo utilizarás de vez en cuando, y ahora me dirás, ¿Cuándo?, ¿Cada cuantos días?

No hay un número concreto, y dependerá de tu cuero cabelludo. Cuando empiezas a notar que tienes el cuero cabelludo más graso, que los productos de acabado se acumulan en la fibra, necesitas utilizar un champú con sulfatos.
En la limpieza he cambiado el enfoque que tenía de no utilizar nunca sulfatos, ya que hay productos suaves que limpian muy bien el cuero cabelludo. Si no realizas este paso vendrán los picores, la caspa e incluso placas o dermatitis.
2- Nutrir el cabello rizado.
Posiblemente sea el paso más importante. Para ello, puedes utilizar mascarillas, acondicionadores y/o cremas.
Las mascarillas. Se utilizan para tratamientos de hidratación y nutrición intensiva. Al comienzo es aconsejable que lo hagas una vez a la semana, para acelerar de esta manera el proceso mediante el cual nuestro rizo va a recuperar su definición natural. Este tipo de tratamiento se puede hacer Pre Poo o en mojado.
Los acondicionadores aportan nutrición e hidratan el cabello en profundidad, y facilitan el momento de desenredar. Son perfectos para algunas técnicas mulli mulli o scruch. 
Y por último, los productos de tipo Leave in. Las cremas sin aclarado aportan un extra de hidratación al cabello. Realiza este paso siempre después de lavar y acondicionar.
3- Definir.
Para definir el cabello en el Método Curly Girl puedes emplear una gran variedad de productos, como por ejemplo un activador de rizos, espumas o geles.
Aplica sobre el cabello limpio y húmedo la cantidad necesaria de raíz a puntas, dando el estilo que busques para tu melena.
Y tú, ¿Necesitas ayuda con tu método curly? Pídeme una cita gratuita 
Etiquetas del articulo :
Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp WhatsApp