¿Tengo sequedad ocular?

¿Notas incomodidad en los ojos? ¿Te lagrimean más de lo normal? ¿No toleras bien las lentes de contacto? ¿Notas como una sensación de arenilla o de cuerpo extraño en el ojo? Pues si es así, temo decirte mi querido Regobirdo que posiblemente padezcas de lo que se conoce como ojo seco.

¿Sabías que unos 60 millones de personas en todo el mundo padecen de ojo seco y hasta un 33% de los casos están sin diagnosticar?

¿Qué es el síndrome del ojo seco (SOS)?

Es una enfermedad inflamatoria multifactorial de la película lagrimal y de la superficie ocular que causa síntomas de malestar, inestabilidad y trastornos visuales.

¿Cuáles son los síntomas?

Sensación de arenilla o cuerpo extraño, lagrimeo, cansancio de ojos o párpados, pesadez, enrojecimiento ocular, ardor, picor, quemazón, visión borrosa, ojos sensibles a la luz, intolerancia a lentes de contacto…

¿Cuáles son sus causas?

Las causas son múltiples y muy variadas. Pueden ser: la edad, cambios hormonales, factores ambientales, periodos de lectura prolongados, lesiones neuronales, uso de determinados fármacos como pueden ser los antihistamínicos, antidepresivos, descongestionantes, hipertensivos… y uso excesivo de lentes de contacto.

Tipos de ojo seco:

Es frecuente pensar que la película lagrimal es sólo agua, pero la realidad es que es mucho más que eso. Está formada por tres capas: la capa lipídica (la más externa), la capa acuosa (la intermedia) y la capa mucínica (la más interna). Cada una de ellas está compuesta por determinadas sustancias y presentan unas funciones definidas. Por tanto, dependiendo de donde tengamos el problema, es decir, en función de la capa que tengamos alterada, tendremos un tipo de ojo seco u otro, porque sí mi querido regobirdo, no todos los ojos secos son iguales.

  • Falta de secreción acuosa, es decir, una deficiencia a nivel de la capa intermedia. Esto se puede producir debido a diferentes factores como pueden ser: la falta de secreción lagrimal, la obstrucción o bloqueo del conducto lagrimal, uso de determinados fármacos o asociado al síndrome de Sjogren (ojo seco más grave).
  • Evaporativo, el ojo seco más frecuente. Cuando el problema es derivado de la capa lipídica, la más externa.Puede producirse por causas intrínsecas como: una baja frecuencia en el parpadeo, una mala apertura palpebral o por la disfunción de las Glándulas de Meibomio (estructuras situadas en el borde palpebral, cerca de las pestañas, encargadas de producir la capa lipídica de la película lagrimal). Y también por causas extrínsecas, como pueden ser: uso de lentes de contacto, alergias, falta de vitamina A, utilización de fármacos tópicos..

Cómo ayudar a determinar si tienes ojo seco:

Existen diferentes pruebas no invasivas o cuestionarios que son de gran utilidad como ayuda diagnóstica y nos pueden servir para cuantificar la gravedad de la patología y la respuesta al tratamiento. Ante una sospecha de sequedad ocular, en la farmacia contamos con un test rápido, el cual consiste en ir leyendo un número por segundo, sin parpadear, del 1 al 15. Generalmente si te detienes antes del número 10, podrías tener síntomas de sequedad ocular.

page2image63145184

 

Tratamiento de la sequedad ocular:

Siento decirte que el ojo seco no se cura, pero sí se puede controlar. Y como vimos, no todos los ojos secos son iguales, por lo que el tratamiento debe ser individualizado en cada caso.

  • En el primer eslabón de tratamiento encontraríamos las toallitas oftálmicas. La limpieza ocular con productos específicos es siempre importante, y más si padeces de ojo seco. Tenemos por ejemplo las Toallitas de Care+, indicadas para la higiene diaria de los párpados, pestañas y el borde palpebral. En su formulación incluyen Aloe Vera (hidratante y regenerador), Manzanilla (calmante), Lirio (seborregulador) y Caléndula (antiséptico).
  • En un segundo eslabón, tenemos el uso de lágrimas artificiales. Nos van a hidratar el ojo, reducir la inflamación, reparar la superficie ocular y sobretodo aportar confort. No todas las lágrimas son iguales, por lo que escogeremos una u otra dependiendo de cual sea nuestro problema.

    Lágrimas artificiales en el mercado la verdad es que hay infinitas, pero si me tuviese que decantar por alguna sin duda lo tengo bastante claro.En primer lugar, una de mis favoritas sería la Systane Complete de Alcon, una lágrima súper completa, válida para todo tipo de ojo seco ya que protege todas las capas de la película lagrimal y sin conservantes. La única “pega” es que no es apta para poner con lentes de contacto.

Y, por otro lado, me gusta mucho también la Thealoz Duo, de los laboratorios Théa. Está formulada fundamentalmente con trehalosa y ácido hialurónico, por lo que nos va a proteger, hidratar, nutrir y regenerar la córnea y la conjuntiva en situaciones de sequedad extrema. Además, se caracteriza por tener una permanencia en el ojo más duradera y es compatible con el uso de lentes de contacto.

Si quieres saber un poquito más sobre el tema te animo a que entres en nuestro TikTok y veas nuestro vídeo acerca de cómo escoger tus gotas adecuadas 😉

– Por último, como tercer y último eslabón, en los casos de ojo seco moderado o grave, sería recomendable emplear complementos nutricionales que nos van a ayudar tanto a mejorar la calidad como la cantidad de la lágrima. Eso sí, te recomiendo que, si los empiezas a usar y no notas una mejoría en un periodo corto de tiempo, no los abandones, ya que generalmente se empiezan a notar los efectos a partir de los 6 meses. Es un proceso lento, pero bastante satisfactorio. Mis favoritas serían las Hyabak caps. Contienen omega 3 y omega 6, ácidos grasos esenciales, vitaminas y microelementos con acción antioxidante.

REGOTIPS:

  • Intenta parpadear más frecuentemente, especialmente si vas a leer o a usar

    algún dispositivo electrónico durante largos periodos de tiempo.

  • Realiza la Regla del 20-20-20: es decir, descansar cada 20 minutos, durante 20 segundos y a una distancia mínima de 6 metros (20 pies) del dispositivo electrónico.
  • Procura no frotarte mucho los ojos, sólo lograrás causar más molestias.
  • Evita lo máximo posible el humo del tabaco, los aires acondicionados, los

    ventiladores, la calefacción… ya que resecarán más tus ojos.

  • Usa gafas de sol si estás al aire libre.
  • Incorpora en tu dieta alimentos ricos en omega 3.
Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp WhatsApp