Caso de ÉXITO: Acné Adulto

Siempre hemos pensado que el acné es una patología propia de los adolescentes, pero la realidad es que el acné adulto es muy frecuente. Las causas son muy variadas y es difícil establecer una causa directa de un brote de acné adulto. Las más comunes son la genética y las hormonas, pero también la contaminación, el estrés y la alimentación (el famoso exposoma) van a afectar a nuestra piel. 

Con los años, los granos pasan de la la zona T (frente, nariz y alrededores de la boca) a la zona U (pómulos, mandíbula y cuello) y las lesiones son cada vez menos la típica espinilla con pus o pápulas y aumentan las lesiones inflamatorias, incluso dolorosas, que dejan manchas o cicatrices, por ello debemos establecer una rutina en cuanto antes. 

 

Este es un ejemplo de un tratamiento de éxito de un brote de acné adulto, en una piel con tendencia acneica tras varios tratamientos fallidos. 

 

Entre las primeras imágenes y las últimas hay 4 meses de diferencia, en los que hemos conseguido frenar el brote de acné y aportar luminosidad y calidad a la piel, que estaba inflamada y enrojecida. 

Imágenes febrero 2020:

La rutina a seguir fue la siguiente: 

RUTINA DE MAÑANA

RUTINA DE NOCHE

El Zeliderm contiene ácido azelaico, es un medicamento de recomendación farmacéutica y por ello no se debe usar sin consultar con un profesional. 

En el caso del Mask plus, es un producto sanitario que contiene tretinoína y ácido glicólico, por ello es necesario hacer una pauta controlada y ascendente según la tolerancia de cada piel. Además lleva clindamicina, un antibiótico, por todo esto la consulta es fundamental. 

Además, a medida que hemos avanzado en el tratamiento hemos recomendado varias mascarillas exfoliantes e hidratantes, como los discos Citriate y la mascarilla de Sesderma Skin balance. 

Esta ha sido nuestra apuesta para una piel resistente que ya había probado varios tratamientos sin éxito, y con preocupación y responsabilidad a partes iguales. 

  

Tras 4 meses, en mayo, la piel está completamente diferente, más luminosa y desinflamada. Todavía quedan marquitas que hay que trabajar, con mucha paciencia y constancia. 

Aquí os dejo las fotos de la última consulta, en junio en las que el brote de acné pasa desapercibido tan solo con un solar con color, el Heliocare oil free beige. Y así, es como una piel apagada, inflamada y escondida tras maquillajes cubrientes a diario a dado paso a una piel sana y luminosa. 

  

Ahora habrá que tratar la hiperpigmentación post-inflamatoria que tantos años de acné han dejado en la piel, y nuestra paciente ya está en ello, te gustaría saber cómo? 

 

Deja un comentario

Menú
WhatsApp WhatsApp