Mi Experiencia en el Club de Probadoras: CC Cream Roseliane de Uriage

Desde la Farmacia Rego Lodos me enviaron esta crema para que la pudiera testar como miembro de su Club de probadoras. Está enfocada al tratamiento y cuidado de pieles con rojeces, rosácea o eritemas. Bajo la denominación CC Cream, según indica el prospecto, está diseñada para aportar la hidratación que la piel necesita a lo largo del día, para corregir y unificar el tono de manera tópica y temporal, y para disminuir las rojeces ya existentes.

Así pues, se trata de una crema hidratante, de textura ligera, con un olor muy suave, agradable y nada penetrante difícil de reconocer (diría que es el olor a “crema de toda la vida”). Se extiende muy fácilmente con las manos limpias y deja un tono saludable con una luz muy bonita. De hecho, la luminosidad que da al rostro, ese brillo típico de una piel sana, es lo que más me gusta de esta crema, pues el color se oscurece demasiado una vez aplicado el producto y en mi piel clara no queda favorecedor.

Tras varios usos, he de reconocer que, si bien no es un producto que se adapte a mis necesidades, podría ser perfecto para aquellas personas a las que no les gusta sentir que van maquilladas y no están expuestas a importantes cambios de temperatura y jornadas maratonianas. Su textura ligera permite que no la sientas en la piel.

Asimismo, una de las ventajas que tiene la CC Cream Roseliane es que, con el paso de las horas, el producto no se desliza hacia las líneas de expresión (y yo ya cuento con algunas), no se acumula en los poros ni los resalta en ningún momento.

Además, es una gran crema hidratante, pues no noto la piel tirante ni estresada al final de la jornada y la protección solar que aporta (SPF 30) es correcta y funciona bien (si bien yo reaplico la protección solar a lo largo del día).

El principal problema con el que me he encontrado es que transfiere mucho el color y mancha todo aquello que roce mi cara: el teléfono móvil, la ropa, mis dedos… No he conseguido que se fije en mi piel ni con prebase ni con polvos selladores del maquillaje. Además, la cobertura que ofrece es muy ligera, insuficiente para cubrir mis rojeces, y no por aplicar una capa más, ésta aumenta.

La duración en mi piel (mixta con zonas ligeramente grasas y otras que tienden a secas) es correcta. Aguanta sin brillos unas cuatro o cinco horas, a partir de entonces aparecen los brillos habituales en mi. Eso sí, tengo que ir con mucho cuidado y no tocarme el rostro porque así es como desaparece. A pesar de que con el mínimo roce el color se desplaza, me puedo retocar con otros productos sin que quede a parches.

Aunque lo importante es el contenido, el continente también es un punto a su favor. Es ligero, cuenta con una salida muy fina, idónea para no derrochar producto, y es perfecto para viajar sin miedo a que se rompa o se abra.

Sin duda, recomendaría la CC Cream Roseliane a personas con una rosácea ligera, que no deseen mucha cobertura y que busquen un producto todo en uno con el que mantener la piel hidratada, mejorar las rojeces que ya tenga y unificar el tono con un brillo propio de una piel saludable.

No me gustaría despedirme sin dar las gracias a la Farmacia Rego Lodos por permitirme formar parte del Club de probadoras y enviarme la CC Cream Roseliane para que la probara. Si os interesa, la podéis encontrar en la web de la farmacia a 18,50 euros (30 ml).

Andrea Caamano Fernandez

Y a tí, ¿te gustaría formar parte del Club de Probadoras?. Pues sólo tienes que hacer click aquí.

tamar-troncoso-rego
Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *