5 Usos que quizás no conocías del Aceite de Coco

El aceite de coco, además de embriagarnos con su aroma, nos sorprende cada día más por sus muchos usos y beneficios que tiene para nuestra salud y la de nuestra piel.
Hoy queremos hablaros de las utilidades (entre otras) que le podemos dar a este aceite “multiusos”.

1.- DESMAQUILLANTE FACIAL:
Para su utilización, impregnaremos una toalla de tela y nos “limpiaremos la cara” de tal manera que podamos retirar todos los restos de maquillaje, tanto de ojos como del resto de la cara.
Si queremos retirar los restos grasos de la piel, aplicaremos un gel o mousse limpiadora, pudiendo utilizarlo así como parte de la rutina asiática.

2.- ACEITE CORPORAL:
Después de la ducha, con la piel mojada y calentita, nos aplicamos un poquito de aceite de coco por todo el cuerpo que, además de ayudar a retener el agua en la piel, nos aportará suavidad, ayudando a reducir cicatrices, marcas y estrías y nos dejará un olor… ¡delicioso!
En caso de querer utilizarlo para aplicar un masaje, puede servirnos como aceite de masaje por si mismo, o como aceite vehiculizador, con el cual mezclaremos unas gotas de aceite esencial para que este no se evapore y nos permita aplicarlo en la zona deseada o por todo el cuerpo.

3.- MASCARILLA O CREMA CAPILAR:
En la ducha, aplicamos una cantidad generosa de aceite de coco de medios a puntas (en el caso de cabellos grasos) o por todo el pelo, dejándolo actuar durante 5 minutos, y aclaramos con abundante agua o bien aplicamos otro lavado con champú. De esta manera, el aceite de coco nos ayuda a evitar la pérdida de proteína capilar.

Para utilizarlo como “crema antiencrespamiento”, calentaremos unas gotitas en las manos y lo aplicaremos por toda la melena, de manera que esta quede nutrida y definida.

4.- BÁLSAMO LABIAL:
Para los labios agrietados por el frío, el viento o el sol, una gotita de aceite que los suavice, los nutra y los repara en seguida y, además… ¡está riquísimo!

5.- REPARADOR DE MANOS Y PIES:
Utilízalo sólo para darles un extra de nutrición dejándolos unos minutos (tipo mascarilla) dentro de una bolsa o guante de plástico para que su efecto sea mayor,o bien, añadiento unas gotas diariamente a tu crema de manos o pies habitual para incrementar el poder reparador de la misma.

Estos son algunos de los usos que nosotras le damos al aceite de coco, pero tiene muchísimos más. ¿Nos cuentas tus trucos?

Silvia Edrosa Rodriguez

Dermoconsejera Farmacia Rego Lodos

tamar-troncoso-rego
Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *