Cómo limpiar correctamente los oídos de tu Mascota

Limpiar correctamente los oídos a tu mascota es muy importante. El oído es uno de los sentidos más desarrollados de los perros. Nuestras mascotas caninas utilizan este sentido para su supervivencia, por eso es importante mantener una buena higiene del oído, para evitar cualquier tipo de infección. Si quieres a tu mascota sigue leyendo porque hoy te voy a contar todo lo que necesitas saber para mantener una correcta higiene de los oídos de tu mascota.

Primero voy a  presentarme. Mi nombre es Nacho, soy adiestrador canino y amante de los perros desde hace muchos años y voy a compartir con vosotros esta sección  del blog de la Farmacia Rego Lodos.

¿Cómo es el oído de un perro?

Aunque la forma de  la oreja  varía de una raza a otra,  la anatomía y el funcionamiento del oído medio e interno es siempre igual.

El oído externo está formado por el pabellón auricular, y el conducto auditivo externo. Los perros tienen una gran movilidad en el cartílago auricular para poder orientar el sonido hacia el tímpano como si de una antena se tratase.

El oído medio e interno: El canal del oído canino tiene forma de L, baja de manera vertical hacia la mandíbula y luego realiza un giro de casi unos 90 grados para dirigirse hacia el tímpano.

Todas las partes del oído juegan un papel muy importante en la transmisión del sonido (oreja, canal, tímpano y el oído medio e interno).

Estas estructuras son complejas y pueden llegar a presentar enfermedades importantes perjudicando así su funcionamiento. Las infecciones del oído pueden ser muy dolorosas y llegar a afectar tanto en la audición como en el equilibrio.

La oreja ha sido una de las partes del cuerpo más modificada por medio de la cría selectiva. Actualmente hay tantos tipo de orejas como razas caninas.

Aunque el conducto auditivo de los perros es largo y está protegido de los distintos elementos externos que pudiesen penetrar en él, están expuestos a enfermedades derivadas de bacterias y hongos por ser un lugar cálido y húmedo a la vez.

Si a esto sumas que la oreja ha sido una de las partes del cuerpo más modificada por medio de la cría selectiva. Actualmente hay tantos tipo de orejas como razas caninas.

Muchas razas tienen orejas caídas, que dificultan aún más la ventilación de las mismas, hace imprescindible una higiene periódica y una inspección ótica frecuente.

¿Cómo realizamos una limpieza correcta del oído?

Para realizar una limpieza correcta del oído de nuestra mascota vamos a seguir los siguientes pasos:

1.- Debemos buscar un producto de limpieza específico para nuestro animal, existen gran cantidad de ellos en el mercado. Como por ejemplo Oti-care de Paravet es un producto sin alcohol, con eucalipto para evitar malos olores y que deshace la cera existente en el oído de tu perro o gato.

2.-Tomamos la oreja de nuestro perro y la estiramos con firmeza lo más posible, esto lo hacemos para suavizar lo más posible el ángulo del conducto que antes comentábamos, así intentamos que el líquido de limpieza llegue lo más adentro posible.

La utilización de guantes no es obligatoria, pero sí aconsejable. De todas maneras debemos realizar la limpieza con las manos limpias.

3.- Cogemos el limpiador y lo calentamos un momento entre nuestra manos, no buscamos que esté caliente, lo que pretendemos es igualar la temperatura del líquido lo más posible a la temperatura corporal de nuestro perro para que no sea un contraste desagradable.

Introducimos la boquilla del limpiador y realizamos dos pulsaciones, después seguimos sujetando la oreja mientras le hacemos un masaje en la base de la misma, es muy posible que oigamos el ruido del líquido dentro del conducto.

Dejamos actuar el producto unos minutos, para que ablande la cera del conducto.

4.- Tomamos unas gasas e introducimos nuestro dedo por el conducto lo más profundo que podamos, por la propia fisiología del oído es imposible que lleguemos a tocar ninguna parte delicada del oído. En este paso el perro no debe experimentar dolor, es más, muchos de ellos lo que sienten son cosquilleo.

 Según la suciedad que veamos que sale en la gasa podemos volver a repetir con una gasa limpia.

Es importante no utilizar cualquier paño que tengamos en casa, ya que lo que buscamos es limpiar el oído para evitar infecciones y no introducir nosotros las bacterias en el oído.

Con las gasas y el sobrante del producto podemos limpiar también la zona externa de la oreja, que normalmente puede presentar también suciedad o cera en los pliegues. Siendo más común en las razas de orejas bajas, como cocker, basset…etc

5.- Realizamos los mismos pasos en el otro oído.

Mientras limpiamos el oído a nuestro perro hay ciertos comportamiento que podemos considerar normales, gran cantidad de animales mueven de manera refleja una de las patas traseras a gran velocidad, y otros muchos producen un sonido como un  murmullo que no debe confundirse con un quejido, ya que es más bien un sonido de gusto.

¿Nos ayudas con los siguientes videos?. ¿Qué tema te preocupan o te gustaría que tratásemos?.

Nacho Pereira

Especialista en Mascotas y Alimentación Deportiva

Si tienes alguna pregunta o duda sobre como limpiar correctamente las orejas de tu mascota o hay algún tema sobre tu mascota que sea de tu interés no dudes en contactar con nosotros e intentaremos ayudarte.

 

Tamar Troncoso Rego

Titular de la Farmacia Rego Lodos. Especialista en Dermofaramacia y Medicina Natural. Asesora de Lactancia.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *